4 de marzo de 2011

Psicoterapia Gestalt - Una terapia humanista

Por pura suerte encontré un libro de psicología en un remate de libros del IPN, perdido entre copias y copias de un libro de administración que a veces costaba ochenta pesos y a veces treinta.

El libro en cuestión es uno de psicoterapia Gestalt (Psicoterapia Gestalr. Proceso y Metodología), de la cual he escuchado muchos comentarios favorables de cierto Tako, en esas ocasiones que nos acordamos que los dos sómos psicólogos.

El libro inicia explicando los conceptos básicos que se usarán a los largo de la obra, de manera que incluso aquellos que no estén familiarizados con la corriente de la Gestalt puedan sacar algo de provecho. La teoría de la Gestalt es bastante intuitiva y no exige a quien se interese en ella a olvidar la lógico en favor de ideas que parecen sacadas de un manual de santería. Como es el caso del psicoanálisis.

La psicoterapia Gestalt busca hacer que el sujeto se "de cuenta", lo cual podemos entender como ubicarlo cabalmente en el aquí y ahora alejándolo de sus fantasias, miedos y aprensiones. Busca ayudar a la persona a que "cierre" las Gestalt que mantiene abiertas y a que desvié su energía vital del objetivo de satisfacer las expectativas que han sido introyectadas en él (en el Pseudo Yo), a usar esa energía en satisfacer sus expectativas propias.

Es decir, la psicoterapia Gestalt parte del hecho de que el sujeto tiene en sí mismo todas las herramientas que necesita para tener una vida plena, sólo hace falta guía, consejo y atención, para llegar a tal cosa.

En realidad no tengo mucho que decir acerca de este libro. Al ser de mi área de conocimiento me cuesta trabajo leer sin tener mi cabeza ubicada firmemente en la actitud de estudiante; u como estudiante nunca he sido muy bueno que digamos. Es decir, me gusta aprender, pero nunca he sido de tener hábitos de estudio bien organizados y de llevarme las cosas con mis clases con el mayor orden posible. Soy más bien de sentir curiosidad y querer saber más de un tema, lo cuál a veces me mantenía a flote en las clases de la escuela y a veces no.

Lo qué sí puedo decir es que la intención de ubicar a las personas en el aquí y en el ahora tiene mucho que ver con la manera de pensar de las religiones asiáticas (Budismo o Hinduismo, tal como se vio en el Baghavad Guita), y el autor menciona específicamente al Budismo Zen. La idea de las Gestalt, como figuras completas cada vez se sostiene mejor, pues nos damos cuenta más y más que el cerebro funciona buscando patrones en todo. Las figuras no son más que patrones reconocibles, algunos simples, otros complejos, pero a final de cuentas son patrones que se repiten y que el sujeto reconoce como completos o incompletos aunque no pueda explicar porqué. Una figura incompleta causa "incomodidad" al cerebro, por decirlo así. Esta es, por ejemplo, la explicación de porque es molesto escuchar una plática por celular; nos falta una mitad de la conversación y eso para nada le simpatiza a nuestro cerebro.

Ahora me encuentro en la parte donde ya se explica la metodología en forma, desde como estructurar una sesión de terapia hasta como decorar un consultorio, lo cual es algo que es bien necesario saber para los terapeutas.

Por supuesto no pretendo dedicarme a la psicoterapia Gestalt, pero nunca está de más saber métodos, conceptos teóricos y estrategias. Nunca se sabe cuándo podrían ser de utilidad.


Escuchando...  Deedrah -  Liquid Skies

2 comentarios:

  1. Mientras te leía recordé las frases que constantemente nos repetían nuestros profesores: "Antes que psicólogos, somo seres humanos", "lo que te choca te checa" y "nada es casual, todo es causal"

    Buen finde!

    ResponderEliminar
  2. Así es. Creo que una parte bien importante de ser psicólogo es nunca olvidad tu propia humanidad, tus propios límites y que no es un accidente que terminaras dedicándote a la psicología.

    ResponderEliminar