13 de noviembre de 2010

Pesadillas

Esta tarde me sentía muy cansado. Después de una semana de dormir poco y mal, me ganó el cansancio y decidí dormir un rato, no mucho, sólo lo suficiente para reponer algo de energía. Ajusté la alarma del reloj de mi teléfono por si acaso no me despertaba por mi cuenta y me acosté.

Lo usual es que, en primer lugar, me despierte antes de que suene la alarma. Mi cuerpo parece tener la habilidad especial de programarse y despertar la hora que necesito que despierte; con la excepción de esas ocasiones donde estoy tan cansado que ni siquiera la alarma es suficiente para despertarme, como fue el caso el día de hoy.

La segunda cosa usual es que no recuerde que es lo que soñé, si es que soñé algo.

Pero esta ocasión soñé pesadillas.

Al igual que con el resto de mis sueños, no suelo recordar mis pesadillas, sólo despierto asustado. Puede ser que recuerde mis pesadillas por un periodo muy corto de tiempo, justo después de despertar, pero más allá de eso, nunca sé qué fue exactamente que hizo que despertara con miedo. También puede ser que sueño pesadillas tan pocas veces que no estoy acostumbrado a recordarlas. En los últimos dos años había tenido pesadillas un puñado de veces, quizás unas cinco cuando mucho. Si consideramos la cantidad de horas que se duermen en dos años, en una cantidad insignificante de pesadillas.

Desde hace un mes, más o menos, he tenido pesadillas casi todos los días. Hoy tuve pesadillas.

Por una parte es bueno que olvide de qué tratan mis pesadillas, así al momento de despertar desaparecen y el miedo dura sólo un momento. Pero por otra parte existe la posibilidad de que ese olvido tenga una razón, que de algún modo mi mente se obliga a olvidar porque recordar la pesadilla no sería nada bueno para mí. Es una idea un poco tonta, pero si tomo como referencia las pesadillas que sí recuerdo, quizás no esté tan lejos de la verdad. probablemente hay allí un miedo muy profundo que es mejor que no vea de frente, por más trillado que eso suene.

Recuerdo la pesadilla de hoy. La recuerdo a pesar de que desperté de ella y me quedé dormido inmediatamente después, y tuve otra pesadilla que ya no recuerdo. Sé de qué trato la pesadilla, sé qué pasó porque tengo imágenes muy vivas de lo que en ella pasó, y estoy seguro que no se me olvidará en mucho tiempo, si acaso la puedo olvidar; y lo que es peor, me da miedo y me dará miedo mientras la recuerde.


De acuerdo, no es cierto. Mentí. Eso no es lo peor.


Lo peor es que después de tantas pesadillas ahora me da miedo dormir.


Escuchando...
Orbital - Impact (The Earth is Burning)

1 comentario:

  1. Y cual fue la pesadilla? quizá contarla te ayude a que pierda el sentido y no vuelvas a soñar con eso.

    ResponderEliminar