4 de noviembre de 2008

Cocina, la frontera final

Un buen día, mientras veía las fotos de mi graduación (álbum aquí), y las mesas repletas de comida, me di cuenta de algo terrible.

No sé cocinar.

Sí, es cierto que como toda persona normal sé cómo funciona un microondas.
Le metes comida congelada allí, le picas a varios botones y esperas.

Tarde o temprano lo que metiste quedará listo para ser comido. Un poco seco, un poco tieso, pero comestible. A menos que hayas metido una manzana o un jitomate. Entonces tendrás que limpiar tu microondas porque parecerá que un gnomo explotó allí dentro.

Comida de Microondas
Mmmh, "delicioso" y "nutritivo".

También teniendo cuidado con no meter objetos metálicos o plástico no apto para microondas. La seguridad ante todo, chamacos.

Por cierto, receta rápida:
Mete al un CD con una banderita de México al microondas y tendrás un 15 de septiembre en miniatura.

Pero les decía, lo que me interesa es cocinar a la antigua. Con fuego, sartenes, ollas, gorritos blancos y comida que no venga dentro de una bolsa hecha en Taiwan.

Así que durante las siguientes semanas emprenderé el casi épico camino de la cocina. Así que si se enteran de incendios en Morelia, yo no tuve nada que ver.

Ahora si también se preguntan porqué tanta énfasis es muy sencillo. Todos los hombres aprendemos a cocinar por dos razones:
  • Estamos hambrientos.
  • Somos impacientes.
Juro que las pizzas siempre tardan 29 minutos exactos para llegar a mi casa.

Además prometí hacer galletas. En caso de que su corazón sea una ciruela pasa exenta por completa de alegría, deben saber que las galletas son pequeños trocitos de felicidad, generalmente cubiertos con chispas de chocolate.

Galletas con chispas de chocolate
Felicidad concentrada.

Y esa es razón suficiente para querer aprender a cocinar.


Escuchando...
Blue October - Into The Ocean

7 comentarios:

  1. hayyy tienes razon en cuanto a que las galletas son pequeños trocitos de felicidad, estoy muyyy de acuerdo contigo :B y es raro conocer hombres que sepan cocinar bien! comunmente es por lo que dices: por hambrientos o impacientes jajajaja

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  2. Yo housie!!! Para que no diga que no.
    Practique mucho esa cocinada, para que las galletas le queden muy ricas, o ya como último recurso báñelas en chocolate, igual y eso oculta el saborcito a quemado ^o^
    P.D. Blue October rocks dude!!!
    Peace! XD

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja yo creo que es un mal mundial que los hombres no sepan cocinar, pero me alegra que desees hacer galletas tan especiales con trocitos de felicidad¡¡

    Besos y me alegra leerte de nuevo¡

    ResponderEliminar
  4. Todos mis hijos e hijas sabrán cocinar y coser.

    Y todo y todas tendrán que ayudar en la casa...

    ¡Pos estos!

    Yo una vez metí a calentar leche al micro.

    En un vaso de peltre :P

    ResponderEliminar
  5. si estuviera por ahi seguro que te ayudaba y enseñaba
    me gusta mucho cocinar y sobre todo hornear!

    ResponderEliminar
  6. Yo aprendí por que estaba demasiado hambriento. Y harto de la comida fácil... Siempre se disfruta lo que no podemos tener a la mano. Ohh yeah.

    ResponderEliminar
  7. Jaja loco!!
    Suerte en la cocina, cualquier duda o receta, ya sabes ;)

    ResponderEliminar