27 de noviembre de 2008

Cerrado para comer

Tanto participar en LiveJournal me ha dejado con pocas ganas de escribir y leer blogs de Blogger.

Sin embargo, eventualmente me brotarán deseos de escribir y publicar algo en esta cosa. Como hoy, que lo hago porque estoy un tanto desocupado, esperando a que la fastidiosa costumbre de "cerramos para comer" se termine por el día de hoy. Que bien yo mismo podría usar de pretexto para no escribir.

"A escribir en el blog... Momento, momento. Es hora de comer. Al cuerno, mis chilaquiles me llaman."

"¡Auxilio, bomberos! ¡Mi casa arde en llamas!"
"Es hora de comer manito, ahí en media hora te atendemos."
"Ah, cierto. Disculpe la molestia."
"Pero que no se vuelva a repetir."
"No se apure, es la única casa que tengo."

"¡ZOMG! se me rompió la fuente. ¡Daré a luz en cualquier momento!"
"Dile al chamaco que se espere, es hora de comer."
"¿No pueden dejar de comer para ayudar con el parto?"
"No, a menos que quieras que se coman sus tortas ahogadas encima de tu bebe."

"Señora, señora. ¿Sabe porque no está abierta la farmacia? Es una emergencia."
"Ay, M'ijo. Es hora de comer. Pero en una hora regresan."
"Oh, bueno. Tuve una vida plena."

Tuzki says: Don't mess with me while I eat
Frack off. I'm eating.

No. No.

Siempre lo he dicho, una hora menos de trabajo es una hora menos de producción. El trabajo no siempre estará allí y para eso se inventó la comida rápida. Les pago para trabajar, no para disfrutar su trabajo. Y así por el estilo. Lo que es evidencia adicional de mi fijación por tener una fábrica donde trate a mis obreros como esclavos. Pero eso es tema aparte.

Pero decía, eventualmente le perderé el asco a Blogger (¡De nuevo!) y me pondré a publicar por el puro gusto de hacerlo. Ni mi comida me lo impedirá.



Escuchando...
Kylie Minogue - In Your Eyes

19 de noviembre de 2008

Paul Van Dyk en Leon

Hace una semana, Paul Van Dyk se presentó en la ciudad de León como parte de su "VONYC Sessions World Tour".

Como Paul Van Dyk es mi artista favorito, por supuesto que estuve allí.

En el proceso traicioné arteramente a un amigo y lo dejé abandonado aquí en Morelia ¡Pero era Paul Van Dyk! Si me hubieran pedido sacrificar a un cordero para poder ir, habría matado a cincuenta sólo para estar seguro.

Además de que ya iba bien acompañado.

¡Pero bueno!

Flyer Paul Van Dyk, Leon


Tristemente, a pesar de la puntualidad cronométrica con la que llegamos al lugar del evento, tuvimos que esperar algo así como hora y media a la intemperie por razones desconocidas. Aunque durante la espera comprobé que cuatro emos faltos comida y abundantes en ropa entubada ocupan el mismo espacio que en una fila que una persona normal. Que cuenta como un avance científico de algún modo.

Ya adentro, el warm up estuvo ameno y agradable. Hubieron bastantes DJ's y varios muy buenos que tocaron todos los sabores y colores de trance durante un par de horas más.

Y finalmente PvD salió a tocar su set.

Hablaría de qué fue lo que tocó, pero no tengo un playlist y sinceramente no reconocí la mayoría de las canciones. De las que conocí la mayoría fueron producciones suyas y lo que ha tocado en Radio Fritz. En especial recomendable "Chime" de John Askew. Canción épica.

Eso sí. Tocó "For An Angel". De modo que estuve escuchando mi canción favorita, a mi DJ favorito y bailando con mi persona favorita.



A eso de las 3 de la mañana, nos fuimos de allí, porque no se le veía a que hora se le iba a acabar la pila a PvD. Eso y que llevábamos desde las 8 de pie y/o bailando, salvo por episodios en lo que nos robábamos un lugar para sentarnos. He allí el problema de no ser harto adinerado. Terminas con los pies cansados.

De cualquier modo. Me la pasé excelente.

¿Y que porqué hasta ahora escribo de esto? (uy sí, porque se mueren de ganas de saber.)

Básicamente se me olvida muy seguido que tengo un blog en blogger. Maldito y adictivo LiveJournal. Y a propósito, escuchen lo que escucho en http://blip.fm/zegim


5 de noviembre de 2008

¿Qué podemos aprender los Mexicanos de la victoria de Obama?

De las elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, hay varias cosas sobre las cuales no nos haría ningún daño reflexionar.

Tu eres parte de los problemas y de su solución.

México se está convirtiendo en un país de llorones que esperan que la solución a sus problemas les caiga del cielo.

Me duele tener que decirlo de esa manera, pero es así.

Nuestra cultura está firmemente construida sobre el ideal de que existen líderes y organizaciones que están encargadas de arreglarnos la vida y sacarnos de nuestras dificultades. Depositamos nuestra fe en un líder, en un partido político, hasta en un cura, y dejamos que luche. Mientras, esperamos y damos nuestro "apoyo moral". Pero si algo sale mal, entonces nos decepcionamos y abandonamos la lucha por lo que creemos porque ya no tenemos líder.

Y no sólo eso. Cuando las cosas no funcionan como esperamos, también se lo achacamos a una figura poco específica. Siempre es culpa de "alguien" que busca joderte constantemente. Ya sea un líder opuesto, un partido político, o hasta el cura que te ve feo en la iglesia.

Barack Obama


Por eso culpamos Estados Unidos y a los demás malvados países del primer mundo de que seamos un país jodido, al gobierno de nuestra situación económica. Tiene que ser culpa y responsabilidad e alguien más. No nuestra. Y tampoco nuestra es la responsabilidad de cambiar las cosas.

Quienes creen en Obama dieron su tiempo, su dinero y su voto para que eso ocurriera, no importándoles todo lo negativo que se dijera acerca de él. Los simpatizantes de McCain también lo hicieron. Ningún lado se rindió hasta el último segundo.

Vamos, aun había votantes con letrero apoyando a Obama y McCain en las calles que conducían a las casillas electorales, con la esperanza de cambiar la idea de algún votante indeciso.

Mientras, en México es más fácil encontrasr a alguien que dice "¿para qué voto?" que alguien que se tome una media hora para votar. Eso sí, gente quejándose la encuentras hasta debajo de las piedras.

Cualquier cambio implica sacrificio.

Pero el verdadero colmo viene cuando te das cuenta que las cosas están mal y quieres que cambien. Pero no estas dispuesto a sacrificar las pocas o muchas comodidades que tienes para luchar por hacer una diferencia. Crees que con colgar un poster que dice "Creo en este líder" o "apoyo esta lucha", o usar una playera negra con estampados negros ya hiciste una diferencia.

¿Saben que es lo más curioso? Que la lucha por los ideales también la representó McCain.

McCain fue a la guerra de Vietnam, fue capturado y estuvo 5 años y medio en un campo de prisioneros de guerra sobreviviendo en condiciones inhumanas por luchar en lo que él creía. Al grado que el día de hoy pueden ver las cicatrices en su rostro y notar que no puede levantar mucho los brazos por todas las veces que se los rompieron siendo prisionero.

Pueden estar en desacuerdo con lo que él creía, con las ideas políticas que representaba, pero McCain estuvo dispuesto a sacrificar su vida por algo en lo creía.

Barack Obama


Obama tuvo que luchar con el racismo, no sólamente por el color de su piel, sino incluso por el simple hecho de no tener un nombre "americano". También tuvo que lidiar con una situación familiar difícil, y aún así, se graduó de Hardward, siendo el primero afroamericano que presidió el Harvard Law Review.

Tanto McCain como Obama tuvieron que estar viajando por el país, separados de sus familias y amigos por periodos prolongados de tiempo. Sus partidarios daban su tiempo, dinero y trabajo sin esperar nada a cambio.

Porque creían que lo que estaban haciendo era lo correcto y valía la pena sacrificarse por ello.

La "guerra sucia" no funciona.

A Obama se le acuso de todo. En especial alarmante es que muchos norteamericanos están convencidos de que Barack Obama es árabe y amigo de los terroristas. Su segundo nombre es Hussein, después de todo. Sarah Palin constatemente mencionaba en sus discursos que Obama "is paling around with terrorists". Que en español, sería cómo decir que es "cuate" de terroristas. Si no comprenden la magnitud de estas afirmaciones, les invito a leer los comentarios de Anil Dash al respecto.

Y tampoco se les olvide que líderes de la comunidad afroamericana criticaron fuertemente a Obama por no ser "suficientemente negro", por hablar "blanco" y no ser del todo "fiel a sus raíces". Sin mencionar lo mucho Hillary Clinton se esforzó en desacreditarlo durante las elecciones internas del partido demócrata.

Aun así. Ganó las elecciones.

Por una simple y sencilla razón:
Quienes creían lo malo que les decían de Obama, ya estaban predispuestos a aceptar todo lo malo que se les dijera de él.

Contrario a la creencia popular, un comercial en la tele no te hace que cambies radicalmente tus ideas. Nadie que tuviera la convicción de votar por Obama o McCain cambió de idea porque vio en la tele algo negativo de ellos. Ese tipo de propaganda únicamente refuerza las preconcepciones de las personas, en especial en un periodo de tiempo tan corto.

Barack Obama


Aquí en México nos encanta decir la "guerra sucia" en contra de nuestro político de preferencia cambia completamente la percepción que se tiene de él.

Si dices eso, lo que están diciendo implícitamente es que crees que las demás personas son suficientemente estúpidas como para creerse todo lo que ven en la tele. No es de sorpender que sean los políticos lo que afirman eso con más frecuencia, ¿eh?

En Resumen...

Las elecciones en Estados Unidos nos dejaron una lección muy positiva. A pesar de la locura que, por ejemplo, era leer blogs en el último mes.

Hay lugar para tener esperanza.

Pero sí, no puedo dejar de mencionar un proverbio judío que dice:+

"No le pido a Dios una carga más ligera, sino hombros más anchos para poder con ella."

Hay mucho que México podría aprender de esto.



Por cierto, las fotos de Obama me las volé de esta excelente galería. Denle un vistazo.


Escuchando...
High Contrast - Eternal Optimist

4 de noviembre de 2008

Cocina, la frontera final

Un buen día, mientras veía las fotos de mi graduación (álbum aquí), y las mesas repletas de comida, me di cuenta de algo terrible.

No sé cocinar.

Sí, es cierto que como toda persona normal sé cómo funciona un microondas.
Le metes comida congelada allí, le picas a varios botones y esperas.

Tarde o temprano lo que metiste quedará listo para ser comido. Un poco seco, un poco tieso, pero comestible. A menos que hayas metido una manzana o un jitomate. Entonces tendrás que limpiar tu microondas porque parecerá que un gnomo explotó allí dentro.

Comida de Microondas
Mmmh, "delicioso" y "nutritivo".

También teniendo cuidado con no meter objetos metálicos o plástico no apto para microondas. La seguridad ante todo, chamacos.

Por cierto, receta rápida:
Mete al un CD con una banderita de México al microondas y tendrás un 15 de septiembre en miniatura.

Pero les decía, lo que me interesa es cocinar a la antigua. Con fuego, sartenes, ollas, gorritos blancos y comida que no venga dentro de una bolsa hecha en Taiwan.

Así que durante las siguientes semanas emprenderé el casi épico camino de la cocina. Así que si se enteran de incendios en Morelia, yo no tuve nada que ver.

Ahora si también se preguntan porqué tanta énfasis es muy sencillo. Todos los hombres aprendemos a cocinar por dos razones:
  • Estamos hambrientos.
  • Somos impacientes.
Juro que las pizzas siempre tardan 29 minutos exactos para llegar a mi casa.

Además prometí hacer galletas. En caso de que su corazón sea una ciruela pasa exenta por completa de alegría, deben saber que las galletas son pequeños trocitos de felicidad, generalmente cubiertos con chispas de chocolate.

Galletas con chispas de chocolate
Felicidad concentrada.

Y esa es razón suficiente para querer aprender a cocinar.


Escuchando...
Blue October - Into The Ocean