27 de enero de 2008

Breves II

Sucesión de Fibonacci

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55...

Por alguna razón, la sucesión de Fibonacci me encanta. La manera en que opera es muy compleja, y sin embargo, es fácil entender el fundamento más básico en esta serie de números.

No he dicho en que consiste y estoy seguro que la mayoría de los que no conocían ya esta serie ya captaron el principio con el que funciona, de un modo más o menos intuitivo.

Varios diseñadores de juegos usan un termino para la acción de comprender un concepto intuitivamente: to Grok.

La sucesión de Fibonacci es muy grokable ¿A poco no son maravillosas las palabras inventadas? Vamos, díganlo en voz alta: grokable.

Girasol
La sucesión de Fibonacci en la naturaleza.

Que una propiedad cara en el Turista tenga una renta cara para el que cae allí es grokable. Que una puerta de madera se quema con una antorcha en un videojuego de aventuras es grokable. Que una criatura que vuela no pueda ser bloqueada por una criatura que no vuela en un juego de cartas es grokable.

Podemos usar las propiedad grokisticas de los conceptos en cualquier área donde es requisito que una persona aprenda algo.

Los programas de computadora son ejemplos perfecto de esto.

El momento que grokamos (amo la palabrita) que podemos arrastrar documentos usando nuestro ratón, el momento en que probamos combinar clicks con mantener presionada la tecla de Control, el momento en que comprobamos que la rueda del botón central del ratón incrementa o disminuye los valores del campo sobre el cual esta el cursor.

Todas estas situaciones crean "paquetes" de información en nuestro cerebro que son organizadas lógicamente sin mayor complicación.

Sin embargo, nunca faltan conceptos de poca grokabilidad, los cuales cuesta horrores comprender. Aunque en honor a la verdad, una cantidad considerable de esos conceptos no son tan grokables por la manera en que ya estaba "cableado" nuestro cerebro antes de aproximarnos a ellos.

¿Ya ven porqué me encanta la sucesión de Fibonacci?

Inmortal

Cuando una persona cualquier libera a un genio, sopla las velas en su pastel de cumpleaños, ve caer una estrella fugaz o encuentra las siete esferas del dragón, probablemente se vea tentado a pedir vida eterna.

¿A quién no le gustaría vivir por siempre? Si acaso tan sólo para escapar permanentemente del miedo a morir, suena tentador.

Además, Duncan MacLeod y su estilo de vida de decapitaciones y aventura le añadieron un toque glamoroso a la inmortalidad.

Pero en realidad, eso de ser inmortal tiene un par de problemas.

El primero es que nadie te garantiza que ser inmortal sea equivalente a ser siempre joven. Gulliver se topó con unos inmortales que estaban en un estado bastante terrible a causa de incapacidad de morir. Sí niños. Lean completo "Los Viajes de Gulliver", no se trata nada más de un sujeto que aplasta humanos en miniatura.

La gente a tu alrededor sigue siendo mortal, ¿no es así? Incluso en Highlander (la película) te meten en la cabeza lo horrible que es ver a las personas que te importan morir mientras tu sigues vivito y cortando cabezas como si fueran zacate.
Connor MacLeod
Connor MacLeod, nuestro inmortal favorito, que posee el record de más años sin usar acondicionador para el cabello.

En el caso ideal de ser inmortal y conservar el pleno uso de tus facultades físicas y mentales, el problema es otro.

Se pierde todo sentido de urgencia.

Sabemos que nos vamos a morir algún día, y entre más conscientes estamos de ello más tratamos de aprovechar lo que tenemos de vida tanto como podemos. O esa es la idea, todos conocemos a personas que les encanta hacer lo opuesto.

En cuanto perdemos la capacidad de morir, da lo mismo si hago algo hoy o en cien años. Nada me apresura, viviré por siempre. También todo lo que tenemos a nuestro alrededor en cierto modo "morirá" algún día. En cierto modo, saber esto sería lo único que motivaría a un inmortal a mover su inmortal trasero de su sillón y poner sus inmortales manos a la obra.

Existe una cita, que dice más o menos así:
"Dios envidia del hombre su capacidad de morir." (En cuanto encuentre la referencia, la pongo)

¿Instante ficticio? En serio ¿Qué clase de nombre es ese?

Por otra parte, me han dado ganas de escribir otra vez en un blog que dejé abandonado hace mucho tiempo. Ahí se suponía que iba a escribir toda la ficción que se me ocurriera, pero por circunstancias de la vida (¡qué trágico!) ya no lo hice.

Aquí el vínculo. (Dénle click para ir al sitio. Sonará a una instrucción redundante, pero creánme, hay personas que no saben cómo usar un hipervínculo. Y sí, yo también siento los imagino usando pañales para adulto porque se olvidan de que tienen que ir al baño.)

Pase lo que pase, escribiré de vez en cuando allí. Pero como esto de tener un blog me ha convertido en una persona dependiente de la aprobación de terceros, les dejo una muy linda encuesta.





La encuesta

¿Debo o no escribir de nuevo en el blog olvidado?



No





Claro, podría escribir allí aunque a nadie le importase pero, eh, decir que "lo hago por gusto y para expresarme" y no porque "me gusta saber que me leen" sería una mentira enorme. En serio, quienes dicen eso se merecen una patada en sus joyas familiares. Hipócritas pretenciosos.

Así que, voten.

Estribillo

I was a ghost before you came
I was a slave but then I changed
And I will take the good and bad from many
When I am a slave to this again (Deepsky - Ghost)


Más trance, que además tiene una letra interesante.


Escuchando...
Laurent Garnier - The Man With the Red Face

21 comentarios:

  1. a mi me duele la cabeza con tanto numero. ... 89, 144, 233, 377, 610...

    tratare de conseguir el libro de los viajes de gulliver, no sabia que en la historia aparecían inmortales.

    saludoS!

    ResponderEliminar
  2. mmm soy toda una grok girl!
    si tuviera padrinos magicos les pediria ser un vampiro, vida (bueno algo asi) eterna, me quedaria con la imagen actual x siempre y no me molestaria despedirme del sol... pero bueno no tengo padrinos magicos u.u

    ResponderEliminar
  3. Mi querido Zegim, yo se que no te gusta Tool para nada, me lo has expresado en varias ocasiones jajaja, pero bueno te dejo este post que puse hace ya buen rato en mi blog, leelo solo como una manera de ver los numeros d Fibonacci independientemente de quien los estè usando:

    http://espaidercito.blogspot.com/2007/06/tool-y-los-nmeros-de-fibonacci.html

    ResponderEliminar
  4. Buena forma de publicitar tu blog, utilizas tus estrategias psicológicas para envolvernos en tu universo. Es absurdo que caigamos en la trampa jajaja. Pero es lindo "encontrarse" (o encontrar a través de tu publicidad) un blog así de historias y cositas varias, a mi me gustan... pero ni está tan olvidado.

    ResponderEliminar
  5. Ya voté jaja

    Ya te habían dicho que eres bien ñoño?? Mira que postiar la serie de Fibonacci

    ResponderEliminar
  6. Se te olvido decir que sin la secuencia de Fibonacci Robert Langdon Sophie Neveau no hubieran podido descubrir "El Codigo DaVinci" y eso si hubiera sido una catastrofe mundial jejeje

    ResponderEliminar
  7. Creo que si entendía la serie, en lo que estuve sumando y eso sí me daba lo que seguía... pero quien sabe!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo que una vez un compañero la quiso programar y no pudo hacer que funcionara, jejjejeeje.

    Interesante la forma en la que opera dicha serie.

    Estoy en eso de la instalada del ubuntu, pero no tengo el disco de inst de win,no me importaria perder win, pero mis hnos. no son tan afectos a camabiar sus paradigams, por cierto el dvd no sirve, tampoco lo abre con linux, asi que hay te encargo lo quemes para el domingo va??? nos vemos.

    ResponderEliminar
  9. Me no entendí de esa sucesión.,.. mi no entiendo de casi nada que tiene que ver con los números... pasaremos a leer ficciones tuyas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. yo no quiero ser inmortal... quiero q todos mis seres amados seamos jovenes, bellos e inmortales por siempre... pa q no digan q soy envidiosa jajaja
    Las esferas del dragón XD te la volaste jajajaja

    ResponderEliminar
  11. no se como puede pasar un examen de adision de universidad aprendiendo eso del fibonacci o como se llame, la cosa es que a veces me provoca un dolor de cabeza.. !que cosas no!
    Un saludo y gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  12. si tan solo te hubieran leido los encargados de hacerle los juegos a adal ramones hahahahahaha, una de las frases mas chingonas sobre inmortalidad creo que la escuche en la pelicula de "house of the death" -y por que quieres ser inmortal? - pues para vivir para siempre- hahahahahahaha Plop! hahahahaha

    ResponderEliminar
  13. fibonacci me trae malos recuerdos de la universidad...jeje (odié análisis matemático... pero igual la aprobé)
    eso de ser inmortaal no lo busco, pero que lindo que suena! aunque mejor ni pensarlo, para vivir más tranquila y al día.
    Y en cuánto a instante ficticio, hace meses que estoy viendo que escrbes ahi... primero entré por un post... después no hubo nada hasta estos ultimos meses que empezó a moverse y me encanta esa faceta de escritor que tienes!
    Yo seguiré leyendo, como siempre!
    Un abrazo enorme!

    claudia

    ResponderEliminar
  14. uina vez vi una pelicula (que por alguna extraña razon nunca termino de ver) le decía que estaba condenado a vivir por siempre...y él iba a sufrir la muerte de todos los que lo rodean...q feito... yo jamas vi eso y me senti un poco perdida con el tema...sorry!

    ResponderEliminar
  15. No. No me gusta la serie de Fibonacci...
    "Grokable" suena interesante y hasta factible para ciertas circunstancias "reales" la palabra... Creo que Yo no pediría vida eterna, no, definitivamente no lo haría. No me gustaría ser de esos enanitos con los que algún día un Gulliver se tope.

    Voté por aquello de que retomes el blo' olvidado...................

    ResponderEliminar




  16. Inmortal!!!!
    Yeahhhhhhhhhhhhhh!!!




    ResponderEliminar
  17. La inmortalidad, creo que todos la deseamos en algún momento. Pero tal vez físicamente dejemos de estar pero nuestro recuerdo y lo que hagamos quedará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. g. : Todos la amamos.

    Patylu: Hazlo. Es un libro sarcásticamente genial. No por nada me encanta.

    Niña Incubus: Mi padrino mágico se llamaría Grok, además.

    El Asombroso Espaidercito: Si precisamente por esas demostraciones pretenciosas es que no me gusta Tool.

    Estella: Sería excelente como publicista, ¿eh? Lo que ocurre es que ya me puse a escribir más.

    Luthien: Sí, me lo habían dicho. Y creo que en una ocasión fuiste tu quien lo hizo.

    Caballero de la Blanca Luna: No se me olvido. Leí los primeros capítulo Da Lde ese libro para una clase, y eso me bastó para darme cuenta que era algo que no me interesaba leer.

    Bery: Exactamente.

    Da Lizard: Pues no hay problema, yo de todos modos sigo usando Win porqué Reason no corre como me gusta en Ubuntu. Y no te apareciste el domingo...

    Alma: Eh, eso pasa.

    Drama Queen: Inmortales pero con estilo. Eh, me incluyes en ese deseo si se puede.

    Jorge Urbano Melásquez: Cierto. Esta sucesión se usa en casi todos los exámenes de admisión para bachillerato en pruebas psicómetricas de inteligencia.

    Dacrux: Esa sí es sabiduría. De hecho, diseñar un juego es mucho más complicado de lo que parece.

    Claudia: ¡Excelente! Aunque todo lo que escribo es parte de mi escritor reprimido. Con el tiempo que le invierto a cada entrada de este blog, no me queda de otra que verlo así.

    DD: Precisamente esa es la desventaja más recurrente de ser inmortal.

    Blanche: Es muy factible en realidad. Cite a los juegos, pero es un concepto que tiene algo así como 30 años de existir.

    Truly: Como el inmortal Pedro Infante.

    Hot Woman: He ahí donde radica la trascendencia de nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  19. La primera vez que leí de esa sucesión fue en el Código Da Vinci
    U_U

    (chale)


    Y ps a mi me latía ver Highlander (hasta por eso mi gato se llama Duncan)

    ñ_ñ

    ResponderEliminar
  20. a mi me pusieron a programar eso del Fibonacci en el C++

    bye

    ResponderEliminar