27 de agosto de 2007

Fuego

La simple mención del fuego trae a nosotros imágenes de gran fuerza. Es el único de esos cuatro elementos de la naturaleza que es capaz de generar en nosotros sensaciones que se saltan de un modo tan inmediato a nuestro razonamiento y llegan directo a la parte más primitiva de nuestro ser. Representa para cada uno de nosotros cierto número de atributos, diferentes y posiblemente únicos para cada persona.

Para mi, el fuego es la manifestación más tangible de la pasión. Fuego y pasión son dos imágenes mentales que no puedo separar una de la otra.

La pasión se siente como un fuego en nuestro interior que esta presente en la voz, hay palabras cálidas que abrigan vida, así cómo hay palabras que queman y dejan marcas en la piel que son imposibles de borrar. Esta presente en el susurro al oído de la persona que amas, en el grito de furia hacia ninguna en personal, en un beso, en un golpe, en la notas musicales que son arrancadas de un instrumento, en el movimiento rítmico del baile, en los colores vibrantes de un pintura, en donde quiera que haya una manifestación de las emociones humanas...

Tiene el poder de crear y destruir de un manera casi inmediata. Es fuego el que sentimos cuando nos decimos "al demonio, ¿Por qué no?" y damos no un paso, sino un salto hacia lo desconocido. Está en nosotros cuando nos olvidamos de ese "piensa antes de actuar" y lo sustituimos por un "dispara, después pregunta".

Es porque no hay modo de controlar esto, hay algunas cosas que son demasiado para el hombre como para esperar tener control sobre ellas, aunque provengan de él. La mente humana sólo puedo llegar hasta cierto punto, hay cosas que son muy calientes como para ser tocadas. O por lo menos eso dijo Bob Dylan.

Sinceramente es una idea sencilla que abarca demasiadas cosas, demasiado intuitiva como para ser prolongada innecesariamente con palabras de más. Principalmente, porque es un "algo que se siente". En las personas, podemos intuitivamente decir si una "tiene fuego". Basta ver su mirada, la manera en que habla, cómo se mueve, qué dice; insisto, es algo que se siente, nada más.

El fuego, desde su casi mística llama azul, que pasa por los familiares colores del amarillo, el cálido naranja y el intenso rojo, está presente en todas partes. Sin embargo, en necesario tener la ojos bien abiertos para que se nos pase desapercibido, como con todas las cosas de la vida.

¿Lo irónico? Que me identifico más con el agua.

***
Para acentuar mi saludable fijación con el fuego, noten las canciones que cargo en mi celular que tienen títulos relacionados con él.

BT - Flaming June (Junio en llamas)
Ferry Corsten - Fire (fuego)
Rage Against The Machine - Sleep Now In The Fire (ahora duerme en el fuego)
Rammstein - Feuer Frei! (abrir fuego, o menos literalmente, fuego a discreción)
Rammstein - Mein Herz Brennt (mi corazón arde)
The Prodigy - Fuel My Fire (aviva mi fuego)

Ahora, algunas de estas palabras y frases aparecen en esta entrada. ¿Ya se imaginan cómo fue que la fui escribiendo? Si no, y si no tienen nada mejor que hacer, pueden intentar adivinar lo más posible de esa entrada. Ah, yo y mis excentricidades.


Escuchando...
Armin Van Buuren - Burned By Desire

23 de agosto de 2007

Falla de caracter

Los personajes más interesantes y con los que terminamos más encariñados son siempre aquellos con una muy evidente falla de carácter. Tener a un personaje que para todo fin práctico es perfecto, resulta ser de lo más soso, a nadie le interesan las aventuras de alguien al que todo le sale bien, nunca falla y siempre tiene la respuesta para todo.

¿Qué es lo más emocionante que le podría pasar? Cualquier situación en la que lo imaginemos no tendrá otro desenlace más que un final feliz donde todo sale de acuerdo a lo planeado, sin contratiempos, sin complicaciones, sin nada entretenido que contar.

El personaje principal que no tiene fallas de carácter es un vicio común entre la personas que escriben, tanto que en el mundillo de las fanfiction a esos personajes se les conoce como Mary Sue.

Sólo hay que detenernos a pensar en ello, el Quijote estaba loco, Otelo era celoso, Werther era obsesivo y depresivo. Sin esas características, sus historias no sería posibles, no habría nada que decir de ellos excepto, "en algún lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, vivía un sujeto perfecto, que tuvo una vida perfecta y murió feliz de haber sido siempre perfecto." Sí, directo a convertirse en una de las historias más importantes de la literatura, ¿o no?

Superman está destinado a ser el boy scout que todo hace bien y que rara vez te interesa saber de él porque parece que todo lo hace bien. Vamos, lo mejor que ha hecho ha sido morirse, eso es lo que las ventas de historietas dicen. Cuando ser golpeado hasta la muerte por un extraterrestre que se llama, de todos los nombres posibles, Doomsday, es lo más memorable que tienes en tu carrera... creo que la idea de dedicarte de tiempo completo al Diario El Planeta no es tan mala idea, después de todo, Sr. Kent. Además su vida de pareja con su querida esposa mejoraría, ¿no? Aunque, en serio, ¿Quién de las presentes tiene ganas de tener un momento de intimidad con Superman sabiendo que corre el riesgo de ser partida por la mitad en medio del acto sexual en cualquier desborde de pasión?

Todos los personajes de Friends tenían fallas de carácter muy evidentes, lo mismo los personajes de Frasier, Los Simpsons, Malcom, Seinfeld. Dios Mío, Seinfeld, un programa que no tenía ningún tema centra pero que gracias las flagrantes y masivas fallas de carácter de los personajes principales era todo un placer ver.

Un protagonista que sabemos que se puede equivocar nos proporciona suspenso, nos cautiva, los sentimos humano, sentimos empatía por él.

Llevado todo esto a lo más familiar, a lo más cercano, a las personas que conocemos. Las personas que más interesantes se nos hacen, a final de cuentas tienen fallas de carácter terribles, y rara vez soportamos la compañía de alguien a cuasi-perfecto. A menos que ese alguien cuasi-perfecto nos esté pagando nuestras salidas gracias a que su falta de defectos lo hacer exitoso económicamente. Pero ese no es el punto.

Lo que nos puede quedar es que si otra persona nos señala un defecto terrible que tenemos, lo podemos ver como la confirmación que podríamos tener aventuras interesantes. Vamos, si no fuera así, no tendría casi de nada de que escribir en este blog, ¿o no?


Escuchando...
The Prodigy - Serial Thrilla

19 de agosto de 2007

Sueño, meme y voz

Sueño

Pensándolo bien, siempre sí. Escogí la carrera equivocada, ni modo, ya le aventé cuatro años a eso y ni cómo hacerlo. Me esperaré a tener el título que me certifique cómo todo un licenciado en psicología educativa y me de un colchón de falsa seguridad en caso de que lo necesite, para luego olvidarme todo lo posible de mi supuesta profesión. Entonces sí, ahí sí, ya con eso resuelto, a dedicarme a lo que de verdad me gusta.

Ese es el sueño.

La parte interesante, la que me llena de emoción y me hace sentir escalofrío es que me voy a tardar horrores en llegar al sueño. Contrario a lo que pudiera esperarse, esa parte de tener que que estar sufriéndole es la que me motiva más. Tendré que hacer cosas que no tienen nada que ver con mi sueño, pero son necesarias. Tendré que lidiar con gente que no conozco todavía, pero ahí me probaré.

¿Que cuál es el sueño? Supersticioso que soy, si lo digo todo, se me arruina. Pero es dedicarme a la música. ¿Eso se lo esperaban? ¿No? Yo tampoco.

Que emocionante.

Meme: 8 Cosas... de nuevo


Veamos, ¿Qué 8 cosas que no saben de mí no he dicho todavía? Hagamos el intento.

1.- Tengo una alergia desconocida.
Cuando era niño, en una ocasión, me salieron ronchas en un costado de mi cuerpo. El doctor dijo que era una reacción alérgica, pero no hubo manera de saber que la produjo. Hasta la fecha, jamás me ha vuelto a dar esa alergia, aunque aun se me nota un poco las marcas que me dejaron las ronchas.

2.- Me veo con look de Skater.

No todo el tiempo, pero por el tipo de ropa que uso es muy fácil que me identifiquen como skater, por lo menos en mi ciudad. Las desventajas de no actualizar mi guardarropa desde la preparatoria.

3.- Tengo unos tenis muy viejos.

Con ellos debo tener cerca de seis años. Aun los uso y no están evidentemente desgastados. Lo curioso, es que los compré de segunda mano. Así que sólo Dios sabe cuanto tiempo llevan caminando esos tenis.

4.- Me recuerdan fácil, pero no recuerdo fácil.

Me sorprende que gente que no sé ni cómo se llama se sepa ni nombre y hasta algunas anécdotas mías, mientras que yo no podría reconocerlos sin tener que hacer un tremendo esfuerzo. Ayuda que me presente siempre con mi segundo nombre y mi personalidad agradable, ¿no?

5.- Fumo... desde hace un par de semanas.

El hábito que no agarre en la secundaria, lo agarré en la última quincena. En mi vida me había fumado un cigarro, ni uno sólo, ni siquiera esa manera de fumar que no es fumar (los fumadores sabrán de que hablo, de no darle el golpe). Ahora fumo cada que puedo, lo bueno es que todavía no me da ansiedad si no lo hago.

6.- Coleccionaba Club Nintendo.
¿Qué? Todos coleccionamos alguna revista alguna vez.

7.- No se encender un cerillo.
Patético, pero cierto.

8.- Soy un geek en cuanto a las cosas que me interesan.
Leo todo lo que puedo, investigo donde sea, me informo como puedo. Si algo me apasiona, también me obsesiona saberlo todo. Por eso sé más de WoW de lo que debería, lo mismo aplica acerca de la historia de la historieta norteamericana. Sí, tengan miedo, mucho miedo.

Voz
Y, mi voz. Los ruidos raros, ya saben, de la onda de la grabación. Eso es todo.

Express Yourself LIVE


Escuchando...
iiO - Smooth (Airbase Remix)