2 de mayo de 2007

Mujer vs mujer

Si las mujeres no se sacan las tripas con ganchos unas a las otras en las calles es nada más porque socialmente está mal visto. La perspectiva de, entre otras cosas, ser barridas con la mirada por haberle sacado las entrañas a otra mujer es suficiente para mantenerlas a raya, de lo contrario veríamos vísceras humanas regadas en nuestras principales avenidas con más frecuencia.

Ustedes ya lo deben saber perfectamente, con mucha mayor razón si son mujeres:
El peor enemigo de una mujer es otra mujer.

Magnolias de acero
"!Seamos amigas para siempre! (Las odio desde lo más profundo de mi alma)" "Sí, ¡No permitamos que nuestra amistad termine nunca! (Son todas unas sucias rameras)"

Este es un hecho aprendido a lo largo de la historia de la humanidad. Desde los tiempos en los que nuestros homínidos ancestros se dedicaban a la muy sabrosa vida de ser cazadores y recolectores, el género femenino se ha dedicado a atacarse unas a otras usando las técnicas más sucias que sus primitivos cerebros les permitían en aquella época. ¿Porqué creen que ciertos homínidos llegaron a evolucionar hasta convertirse en los fabulosos Homo Sapiens Sapiens que somos ahora? Las mujeres de una especie de homínidos se encargaron de eliminar a sus contrapartes de otras especies mediante un complejo sistema de rumores, difamaciones y golpes bajos al por mayor.

Ni hablar de cuando se invento la escritura. Seguramente la cabeza de varias mujeres explotó al ponerse a pensar en todas las posibilidades que el lenguaje escrito le proporcionaría para arruinarle la vida a otras mujeres. Para nosotros quizás sea algo cotidiano, pero sólo pónganse a pensar en ello, la primera mujer que escribió notas anónimas que arruinaron la reputación de otra abrió las puertas hacía una nueva era de sabotaje entre el mismo sexo.

Creo que mencionar a las buenas habitantes de Salem sería redundante. Ellas se encargaron de llevar los ataques por la espalda y los comentarios venenosos a un nuevo nivel al que muchas aún sólo aspiran con alcanzar, aunque sea por un instante. Aun las mejores damas de nuestra época suspiran añorando los viejos tiempos en los que podían hacer que arrojaran por un risco a tu enemiga si la acusabas de practicar brujería.

Pero los tiempos cambian y hay que adaptarse a ellos.

Quema de brujas
Ah, aquellos viejos y buenos tiempos.

Por ejemplo, las tres arpías de mi grupo de la escuela se han decidido a hacerle miserable la vida a las demás mujeres del grupo. ¿Cómo? Con algo tan sencillo como no querer decidirse por una atuendo para vestir el día de nuestra graduación. No las culpo del todo, están tan feas que encontrar algo que las haga verse bien es casi imposible; no existe suficiente alcohol en este mundo que lograra hacer que se vieran bellas. Falta poco más de un mes para la ceremonia de graduación, así que el tiempo está encima por planear todo en el último minuto, así que de veras lo siento por mis compañeras.

Ah sí. Ya sé, "¿Qué los hombres no son también crueles con los hombres?" Pues sí, pero ¿a quién engañamos? No somos tan hábiles como para planear una buena puñalada por la espalda.

Eso se lo dejamos a las que sí saben.


Escuchando...
Leftfield - Song of Life

11 comentarios:

  1. ¡Que desgraciado esta tu salón si ni el alcohol puede hacer bellas a las mujeres! Y que bueno que no pueden degollarse en plena calle porque, efectivamente, sería una práctica tan común que no me extrañaría ver una taquería de carne femenina...

    ResponderEliminar
  2. Hola Zegim!! Me vas a dejar que enlace este blog tuyo en mi nuevo blog?? Dentro de poco te diré que dirección tiene vale?? Hasta otra!

    ResponderEliminar
  3. "entre mujeres podemos despedazarnos, pero jamás nos haremos daño"

    jajaja saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Pero las puñaladas no son por la espalda... bueno, las mias no...

    Bueno, definitivamente, andas pasando por una crisis...

    ResponderEliminar
  5. Lamento admitir que esto es muy cierto jeje

    ResponderEliminar
  6. mujer contra mujer...

    jajajaja! todo lo que has escrito no es más que la verdad... jejeje

    ResponderEliminar
  7. " están tan feas que encontrar algo que las haga verse bien es casi imposible"<----JAJAJAJAJAJAAJAJA

    alguien una vez me dijo ke las peores enemigas de una mujer eran su mejor amiga y su hermana....possibly maybe...

    saludos!!

    ResponderEliminar
  8. mi abuelita decia eso d k el peor enemigo de una mujer era bla bla bla...y si...me caló pero se que es verdad que las viejas somos medio frikis en el aspecto de los enemigos...confieso haberle sacado los ojos a unas 4 o 5 chavas...en mi imaginación...

    ResponderEliminar
  9. yo siempre lo e dicho, las mujeres juntas somos una amenaza para la sociedad.. y lo peor del caso, esque ni como hacerle para cambiar..
    se convierte en intentar mantenerse a flote o dejarse deshacer por las otras u.u

    ResponderEliminar
  10. Entre mujeres podremos despedazarnos... pero jamás nos haremos daño.

    Es cierto. Somos nuestras peores enemigas.

    Ps... y pensar que yo no era mala.

    La vida me maleó :(

    ResponderEliminar